Un 20% de adjudicatarios no paga las cuotas, precisó Miguel Palou, jefe de Recursos Financieros del Instituto de la Vivienda y Desarrollo Urbano (IPVyDU). Plan de facilidades de pago.


El porcentaje de morosos en el Instituto de la Vivienda y Desarrollo Urbano (IPVyDU) supera el 20%. Esta realidad es la que obligó a pensar una estrategia de cobro. 

Miguel Palou, jefe de Recursos Financieros del organismo confirmó que se firmó un convenio con la Federación Económica de Tucumán (FET) para que se afecte la firma de los morosos y no se les permita tomar créditos hasta tanto se pongan al día con los pagos de su vivienda. 

"Este proceso arrancó en el 2015 con el lanzamiento del Pro-Casa, que era un plan de facilidades de pago. Continúa ahora con este plan de fomento para el pago voluntario y responsable de la cuota de vivienda. Queremos generar una cultura de pago diferente: voluntaria y obligatoria en todos los adjudicatarios de la vivienda", comenzó explicando Palou.

Y continuó: "trazamos como última fecha el 31 de mayo para que los adjudicatarios del Instituto puedan acercarse a las oficinas de Recursos Financieros y poder elaborar un plan acorde a sus posibilidades, siempre enmarcado dentro de las normativas vigentes". 

"Aproximadamente tenemos una morosidad del 20% entre lo que se emite mensualmente y lo que se recupera en concepto de cuota de vivienda. El Instituto mejoró bastante su recaudación a base de implementar nuevas facilidades en cuanto a forma de pago, se incorporaron bocas de pago", subrayó.

Incentivos

"Hacemos un sorteo a fin de año por Lotería Nacional donde se sortean dos cancelaciones de vivienda. En 2017 haremos el tercer sorteo únicamente para las personas que están al día con su cuota de vivienda. Otro incentivo para el pago es la existencia de un seguro de vida, que en caso de fallecimiento de los titulares de la vivienda la vivienda queda totalmente cancelada para los herederos", destacó Palou.

GP.

Compartir

Comentarios