El gobierno de Donald Trump advirtió que la disolución del Parlamento implica "usurpar los poderes" constitucionales. Consideró que se trata de "una ruptura de las normas democráticas".

Estados Unidos condenó la “usurpación de los poderes de la democráticamente elegida Asamblea Nacional de Venezuela” y señaló que la decisión de la Corte es un “serio retroceso” para la democracia en ese país.

En un comunicado emitido por el vocero del Departamento de Estado, Michael Toner, se destacó que “esta ruptura de las normas democráticas y constitucionales dañan enormemente a las instituciones democráticas de Venezuela y niegan a los venezolanos el derecho de decidir el futuro de su país con sus representantes electos”. Consideran a la medida como un “serio retroceso para la democracia”.

El comunicado agrega que en la reciente reunión del Consejo Permanente de la OEA se llamó a Venezuela a respetar las instituciones democráticas mientras se buscaba una solución para “la crisis política, económica y humanitaria que sufre el país".

En esa asamblea se pidió al gobierno venezolano que permitiera al Parlamento ejercer sus funciones, llamara a elecciones lo antes posible y liberara inmediatamente a los presos políticos.

“El Gobierno de Venezuela debe respetar sus compromisos hechos durante el proceso de diálogo, sus obligaciones con los venezolanos y la Carta Democrática de la OEA”, afirmó.

G.I

Compartir

Comentarios