El futbolista se retiró del entrenamiento de hoy para poder visitarlo. Fue internado por haber sufrido roturas maxilares y de costillas.

Marco Ruben debió abandonar el entrenamiento matutino de Rosario Central a raíz de unos graves hechos de inseguridad que involucraron a su abuelo.

El pariente del delantero Canalla fue asaltado el lunes por la noche y sufrió roturas en el maxilar y en las costillas, por lo que debió ser internado.

El entrenador Paolo Montero le brindó permiso para que se fuera antes y hoy, en conferencia de prensa, anunció que no podrá contar con él para el partido ante Sarmiento.

GP.

Compartir

Comentarios