Desde el Instituto de Menores Julio A. Roca se dio a conocer que, tras leves disturbios en el lugar, la situación se encuentra controlada, tras la aplicación de un protocolo de seguridad ante situaciones de crisis.

Los internos originaron disturbios pasadas las 13 horas. Terminado el almuerzo, que transcurrió con normalidad, los operadores vieron que emanaba humo en el sector de Preegreso. Al instante, la guardia policial del destacamento se hizo presente y descubrieron que algunos internos habían roto camas, puertas y portones; y encendido colchones y frazadas, situación que luego se replicó en el sector de Permanencia.

Con el fin de contener la situación, la Administración llamó a la Infantería para controlar a la población del Instituto. En todo momento, el personal buscó mediar con los jóvenes de los sectores afectados. El personal policial de refuerzo se hizo presente en un playón, lo que instó a que los internos se tranquilizaran.

Fuera de los daños materiales y en las instalaciones, no se registraron lesiones en los jóvenes y en el personal de la institución.

GP.

Compartir

Comentarios