La medida consistiría en el no despacho de combustibles por determinadas horas, como primera instancia, adelantó Gonzalo Rodríguez, Titular de Capega. La decisión de efectuar un lock out patronal tiene origen en la falta de respuestas de las compañías petroleras al reclamo de una mejora en los márgenes por la comercialización de combustibles.



Las cámaras que nuclean a las estaciones de servicio de todo el país analizan la posibilidad de concretar una medida de fuerza ante la falta de respuestas de las petroleras al reclamo de mayores comisiones.

Una de las posibilidades que se analiza es la de efectuar un lock out patronal de continuar esta falta de respuestas de las compañías petroleras al reclamo de una mejora en los márgenes por la comercialización de combustibles.

"El día viernes estuvimos reunidos en Mendoza las cámaras que representamos a las estaciones de servicio de todas las provincias del país. Es un reclamo que venimos haciéndoles ya a las petroleras hace un tiempo y ante la falta de respuestas, y en función de que nuestros costos vienen aumentando en mayor medida que nuestros ingresos, es que se solicita a las petroleras una recomposición del porcentaje de rentabilidad. En función de ello es que se ha establecido que si no hay una respuesta hasta fin de este mes vamos a empezar a tomar medidas en las estaciones de servicio de todo el país como el no despacho de comsbustibles por determinadas horas, y otros tipos de medidas que se irán viendo a medida que vayan pasando los días", adelantó Gonzalo Rodríguez, titular de la Cámara de Comerciantes de Derivados del Petróleo, Gas y Afines (Capega).

Según el empresario, "por el momento no hemos tenido ningún tipo de repsuestas, sí compromisos de que iban a ser analizados nuestros pedidos. Esta semana es definitoria y se espera un aporte de las petroleras al respecto", señaló.

Rodríguez  explicó que el sector se encuentra inmerso en un esquema en el cual los combustibles bajan de precio y los costos aumentan, el estacionero no tiene manera de afrontar esta realidad si las empresas no aumentan las comisiones. “Hoy estamos atravesando un problema de rentabilidad realmente serio. Nuestros ingresos están totalmente desfasados con respecto a nuestros egresos", indicó.

La problemática toma mayor relevancia por el hecho de que estacioneros y trabajadores se encuentran atravesando una instancia de negociación salarial. Al respecto, Rodríguez adelantó que "no estamos en condiciones de dar ningún tipo de aumento en función de que nuestos ingresos no están creciendo. Por otro lado, las ventas se han visto reducidas porque hay una menor demanda, o sea que estamos con problemas por todos lados", remarcó.

En este sentido, el titular de Capega precisó que desde marzo del 2016 al mismo mes de este año, el precio de los combustibles subió un 25 por ciento en promedio, en tanto que los salarios lo hicieron un 42. “Si no hay una mejora en los márgenes de comercialización no va a ser posible otorgar ningún aumento”, expresó. 

Por último, reiteró que "si no tenemos una respuesta hasta este fin de semana por parte de las petroleras, la semana que viene vamos a estar reunidos para definir cuáles van a ser las medidas que se van a tomar", finalizó. 

G.I

Compartir

Comentarios