El supuesto arrebatador recibió el disparo por la espalda.

Terminó siendo un informe clave que puede ayudar a esclarecer el caso. Emmanuel López, el presunto arrebatador que fue ultimado por un policía Federal, recibió el disparo por la espalda, según confirmó el fiscal Washington Navarro Dávila.

Si bien es cierto que esa es una información parcial de la autopsia que se le practicó a la víctima, fue el elemento que le sirvió a Navarro Dávila para solicitar la detención de Jorge Marcelo Carbonell, el efectivo de la fuerza nacional que se entregó horas después de producido el hecho. El fiscal confirmó que durante los 10 hábiles que tiene antes de definir si pide que le dicten la prisión preventiva escuchará los testimonios de las personas que presenciaron el episodio.

El viernes. Según la versión del detenido, López le puso una pistola a su hijo y le robó el celular. Luego se dio a la fuga. Carbonell expresó que empezó a correr tras el delincuente que le había robado a su hijo cuando un taxista se ofreció a llevarlo para darle alcance.

Siempre según el testimonio del sargento de la fuerza nacional, al acercarse a López dio la voz de alto pero el joven en vez de dejar de correr, lo apuntó con un arma. La pistola que supuestanente tenía el joven fallecido no fue encontrada.
 

Compartir

Comentarios