Aunque fue condenado por cometer delitos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico militar la Cámara de Casación benefició al genocida con la prisión domiciliaria. No se hará efectiva porque tiene orden de detención en otras causas que todavía se tramitan en la justicia.

La Cámara Federal de Casación Penal le concedió este viernes el beneficio de la prisión domiciliaria al represor y ex director de Investigaciones de la Bonaerense durante la dictadura militar, Miguel Etchecolatz, condenado por cometer delitos de lesa humanidad, aunque no se hará efectiva por otras causas judiciales pendientes que tramitan en la justicia federal de La Plata.

GP.

Compartir

Comentarios