El diputado nacional por la UCR, Luis Petri, explicó en qué consiste el Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual.


El diputado nacional de Mendoza por la Unión Cívica Radical (UCR), Luis Petri, explicó en qué consiste el Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual y cómo se instrumentará en todo el país.

La ley 26.879 dispone que el Estado obtenga una muestra de ADN de quienes hayan sido condenados por delitos contra la integridad sexual. La información será almacenada para contrastarla en el caso de que se investigue una posible reincidencia de parte de los agresores.

La creación de este registro, que funcionará bajo la órbita de la Subsecretaría de Asuntos Registrales del Ministerio de Justicia de la Nación, tiene como objetivo "facilitar el esclarecimiento de los hechos que sean objeto de una investigación judicial en materia penal vinculada a delitos contra la integridad sexual y con el objeto de proceder a individualizar a las personas responsables".

Petri, impulsor de la ley, calificó la reglamentación del registro como "un avance importantísimo, un paso adelante", por parte del Ministerio de Justicia en la lucha contra los delitos contra la integridad sexual.

El Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual estará formado por el ADN de los que al momento de la reglamentación estén cumpliendo una condena por algún delito contra la integridad sexual.

Según la norma, el juez o el Tribunal deberá ordenar en un plazo de seis meses la extracción de muestras biológicas para obtener el perfil genético. Respecto de aquellas personas que se encuentren cumpliendo pena privativa de la libertad, el plazo para la obtención del perfil genético del condenado será de dos meses.

Para los delitos futuros, y una vez que la condena esté firme, la justicia deberá disponer en no más de 5 días la extracción de material genético del violador.

Petri explicó también que el registro estará constituido por las huellas genéticas asociadas a la evidencia obtenida durante la investigación policial o el proceso penal.

G.I

Compartir

Comentarios