Cenaron anoche en Tigre para cerrar un acuerdo que le permita al Gobierno avanzar en la aprobación del proyecto de ley y salir del default


Anoche cenaron en Tigre, Rogelio Frigerio y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, para cerrar un acuerdo que le permita al Gobierno avanzar en la aprobación del proyecto de ley que habilita el entendimiento con los fondos buitre por la deuda en default. "En principio hay consenso, hay acuerdo", confiaron fuentes del gobierno de Mauricio Macri.

Massa pide cambios en el texto de la iniciativa para poner un tope al endeudamiento y quiere que haya precisiones sobre el destino de los fondos que ingresarán en la Argentina a partir de que quede firme el preacuerdo con los holdouts. Para que el entendimiento no se caiga se le debe pagar a los fondos buitre antes del 14 de abril.

Frigerio fue a Tigre junto con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el jefe de la bancada oficialista, Nicolás Massot. No fue en la casa de Massa, una de las opciones iniciales, sino que buscaron un lugar neutral.

El líder del Frente Renovador pidió que se detalle que los recursos que se destraben para la Argentina vayan al Plan Federal de Infraestructura para financiar obras en las provincias. En esto el Gobierno no tiene reparos, dijeron las fuentes de la Casa Rosada.

Esto le facilitaría a la administración macrista contar, además, con el apoyo de senadores peronistas que hasta hoy muestran alguna resistencia.

En principio, dicen en el macrismo, está garantizado el apoyo del massismo, del bloque de diputados que responden a Rodríguez Saá y de la bancada justicialista que responde al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y al diputado y ex director de la Anses Diego Bossio.

Compartir

Comentarios