El Tribunal Oral en lo Criminal 1 absolvió a Analía Schwartz por falta de pruebas

Una docente de música fue absuelta hoy por la justicia de Mar del Plata en la causa por las denuncias de abusos a 24 niños de dos jardines de infantes de esta ciudad, tras las presentaciones realizadas por los padres en 2013.

El fallo del Tribunal Oral en lo Criminal 1 que absolvió a Analía Schwartz por falta de pruebas fue unánime e incluyó una fuerte crítica a la forma en que desde la fiscalía se tomó declaración a los niños de 3 y 4 años para obtener su testimonio en cámara Gesell.

Ante ello, la abogada de la docente, Patricia Perelló, anunció que elevará un recurso ante la Procuración para que se revisen los protocolos con los que se realizan los procedimientos con menores de edad.

La absolución de la docente, a quien hace dos años separaron de los colegios Gianelli y Fleming donde trabajaba, fue dispuesta por los jueces Pablo Viñas, Facundo Gómez Urso y Aldo Carnevale.

Los magistrados dieron hoy lectura por secretaría a la sentencia sin dar a conocer aún el veredicto, tras lo cual la maestra absuelta rompió en llanto y se abrazó a sus abogadas.

Los padres, que habían presentado las denuncias e incluso protagonizaron incidentes cuando ingresaron en forma violenta al colegio Gianelli y destrozaron las instalaciones hace dos años, rechazaron el resultado del juicio y anticiparon que apelarán la sentencia.

En los alegatos, el fiscal Fernando Castro había pedido una condena a 24 años de prisión y detención inmediata para Schwartz, mientras los abogados querellantes Martín Bernat, Cristian Prada, Eduardo Toscano y César Sivo reclamaron 28 años de prisión.

Sin embargo, en la sentencia el Tribunal coincidió con el criterio de la abogada defensora, quien había solicitado la absolución de la docente por falta de pruebas fehacientes.

En ese marco, la defensora Perelló cuestionó la forma en que se obtuvieron los testimonios de los niños, que según la acusación revelaron que la docente los hacía formar en ronda para luego bajarle los pantalones y tocarlos.

Ante ello, la letrada sostuvo que "esas entrevistas deben hacerlas personas capacitadas, porque si queremos el testimonio del niño hay que hacerlo bien".

Asimismo, apuntó que "el fiscal se dejó presionar por los padres y de alguna manera le transmitieron esta irracionalidad porque él en un principio no estaba convencido" sobre las acusaciones.

Respecto a la declaración de los niños en el juicio, Perelló dijo que "no es que los chicos mienten, pero la mayoría no habló y los que lo hicieron dijeron cosas que eran increíbles".

"Si yo a un niño lo interrogo doce veces por día durante veinte días y le digo la profesora te tocó, te hizo esto, el chico harto va a decir que sí", advirtió.

Los padres que impulsaron las denuncias en 2013 se mostraron disconformes con el fallo y en las puertas del edificio de los tribunales insultaron a los jueces, a la docente y a su abogada.

La investigación del fiscal castro en el denominado "caso Gianelli" comenzó el 7 de septiembre de 2013, cuando detectó que en la Comisaría de la Mujer se habían presentado 24 denuncias de abusos contra la misma docente.

Según las denuncias, algunos niños manifestaron a sus padres que en el jardín de infantes les hacían un juego en un ronda donde después de un rato la "señorita" les pedía que se bajaran los pantalones para tocarlos.

La maestra de música fue suspendida de inmediato en sus cargos, pese al apoyo que recibió de sus colegas docentes, y recién a fines de agosto del 2014 el fiscal la imputó por seis hechos de corrupción de menores y nueve de abuso sexual.

GP.

Compartir

Comentarios