El vehículo estaba en la calle Lincol al 600. Le faltan varios elementos.

La Policía encontró el automóvil  Fiat Uno que fue robado por dos delincuentes en la calle San Miguel al 500 hace unos días. El coche estaba en Lincol al 600.

Según fuentes policiales el vehículo estaba abandonado y le faltaban varios elementos: auxilio, gato, radiador, batería, estéreo y chapa patente entre otros. 

El dueño del rodado, Enrique Guzmán, había compartido en las redes sociales un video donde se observan a los malvivientes llevándose su auto. Lo curioso es que lo hacían empujándolo desde una motocicleta.

“Rompieron la ventanilla trasera y sacaron el seguro de la puerta. Sin embargo, no pudieron hacerlo arrancar porque las llaves están codificadas”, contó Guzmán en La Gaceta.

Compartir

Comentarios