Se acordó llevarlos a un santuario en Colorado. Son los últimos animales que quedan del desmantelado zoológico. Todo el proceso demorará un año.

Dos tigres y tres leones, que quedaron en esta ciudad del antiguo zoológico cerrado hace dos años, serán trasladados a un santuario en Estados unidos.

Los felinos, dos tigres hembras y tres leones, una hembra y dos machos, permanecen en Santiago del Estero en el predio del ex zoológico y organizaciones de defensa de los animales habían reclamado hace tiempo que se los devuelva a su hábitat natural, ante el temor de que se mueran.

Dos tigres y tres leones que siguen viviendo en el ex zoológico provincial de Santiago del Estero serán enviados a un santuario de Estados Unidos, según confirmaron voceros municipales. (TELAM)

Luego de arduas negociaciones de la intendencia de la capital (la responsable del ex zoológico) a cargo del intendente Hugo Infante, junto a una comisión especial, se acordó que serán llevados a The Wild Animal Sanctuary, en el estado de Colorado, en Estados Unidos.

Infante fue justamente quien decidió el cierre del antiguo zoológico santiagueño, ubicado en el parque Aguirre, a escasas 6 cuadras del centro de la ciudad y dispuso que los animales fueran reubicados en distintos lugares. Quedaron solamente los felinos, que permanecían encerrados en las jaulas. Esto produjo una enorme polémica que incluyó a distintos sectores de la sociedad y agrupaciones protectoras de animales, que reclamaban que se los liberara, porque estaban sufriendo y viendo su salud deteriorada.

Tras largas negociaciones, una comisión coordinadora para el cierre del zoológico “San Francisco de Asís”, con autoridades municipales, llegaron a un acuerdo para que sean trasladados a Estados Unidos. También existía la opción de que se los llevara a una reserva en Sudáfrica, pero se optó por la de Colorado porque “justamente ya han trasladado felinos de gran porte, luego del cierre del zoológico de Colón (Entre Ríos) en nuestro país”, dijeron miembros de la comisión.

Ahora, se espera que el “Ministerio de Ambiente de Estados Unidos emita su dictamen sanitario”, que es un protocolo que se debe seguir cuando se pretende hacer ingresar seres vivos. “Una vez el gobierno de Estados Unidos acepte el ingreso, se presentará el protocolo sanitario y se emitirá la resolución para el traslado de los animales”, agregaron los miembros de la comisión.

Este proceso podría tardar hasta un año y los gastos que demande el traslado de los animales estará a cargo de la Municipalidad de la Capital de Santiago del Estero.

Hace pocas semanas murió una leona africana de 17 años que estaba alojada junto a los cinco felinos que serán llevados a Estados Unidos.

GP.

Compartir

Comentarios