Su pareja habría confesado el crimen ante la policía, y guió a los oficiales hasta el lugar donde enterró el cuerpo.

Ana Rosa Barrera había desaparecido el lunes pasado en Córdoba, luego de discutir con su pareja Marcelo Ferrareto, y hace unos instantes fue encontrada asesinada en la ruta 5. Ahora, fuentes policiales confirmaron que el hombre confesó ser el autor del crimen y fue quien guió a la policía hasta el lugar en donde estaba el cuerpo, según el diario La Voz del Interior.

Lo cierto, es que se supo que la pareja había discutido por un tema de celos el domingo por la tarde, luego de que Ferrareto le encontrara a su mujer un mensaje que era de un compañero del trabajo. "Discutieron el fin de semana, porque ella le dijo a Marcelo que le iba a mandar un mensaje a una mujer para hacerle una consulta y al final era para un varón", confirmó para este portal Viviana, una amiga cercana de la mujer.

Por su parte, Ferrareto fue quien hizo la denuncia el martes, y allí indicó ante la policía que había encontrado abandonado, de casualidad, el auto de su mujer con todas sus pertenencias arriba.

Ahora, Ferrareto confesó el crimen, y guió a los policías hasta el lugar donde dejó sin vida el cuerpo de Ana. A la vera de la ruta 5, camino hacia Alta Gracia, los oficiales hallaron enterrado el cadáver de la mujer. Según confirmaron fuentes policiales a La Voz, la pareja de la víctima aseguró que mató a su mujer a mazazos el domingo de la discusión, la descuartizó y luego la enterró.

Marcelo había declarado que el fin de semana habían tenido una discusión en la casa de un familiar y que desde entonces, cuando se levantó el lunes a la mañana, Ana ya no estaba.

El fiscal de la causa, Alejandro Peralta, dispuso la detención de la pareja, y lo imputó bajo el delito de "homicidio por violencia de género", el cual prevé una pena de reclusión perpetua.

GP.

Compartir

Comentarios