Hoy se circuló que estaba internada, pero no fue así. De perfil bajo, la última vez que habló en público aseguró estar preocupada por su hijo Presidente.

La versión comenzó a circular esta mañana, temprano, y estaba vinculada a la salud de la madre de Mauricio Macri, Alicia Beatriz Blanco Villegas. Según se filtró, la mamá del jefe de Estado se encontraba internada en el Hospital Italiano.

BigBang supo que la mujer se encuentra en buen estado, de viaje y que no sufrió ninguna descompensación. El vínculo de Macri con su madre.

Según publicó Crónica TV, la madre del presidente fue internada en el Sanatorio Italiano durante la mañana, aunque no precisaron mayores detalles. Sin embargo, allegados al presidente explicaron a este medio que Blanco Villegas se encuentra fuera del país y en buen estado de salud. Inclusive, hasta que pudieron localizar a la mujer, que se encuentra en España, pasaron varios minutos.

MADRE E HIJO

Blanco Villegas es una mujer de perfil bajo. No sólo durante la campaña presidencial, sino que tampoco a lo largo de los últimos 18 meses tuvo una presencia prácticamente nula: tuvo una aparición fugaz el día de la madre, en octubre pasado, cuando habló del “gran sacrificio” que hacía su hijo presidente. Ese domingo se mostró preocupada por su hijo: “No es un país fácil de manejar”.

La historia de la madre del mandatario es más que llamativa. Su relación con Franco Macri comenzó cuando ella era menor de edad: tenía menos de 15 años. Antes de convertirse en uno de los empresarios más ricos del país, Franco fue hasta la casa de los Blanco Villegas, una familia de la alta burguesía, para pedir la mano de Alicia Beatriz.

Blanco Villegas es hija de una familia adinerada de Tandil, la misma ciudad en la que nació Macri. Su padre era dueño de Philco, y junto a Franco fueron padres de los tres hermanos de Mauricio: Mariano, Gianfranco y Sandra, quien falleció hace casi tres años, en junio de 2014. Cuando Alicia Beatriz y Franco se divorciaron, la mujer se quedó con la mitad de los bienes del empresario.

En la biografía no autorizada sobre Macri, El Pibe, publicada en 2010 por la periodista y ex legisladora Gabriela Cerruti, se relata una vieja anécdota de la familia Macri-Blanco Villegas:

- ¿Alguna vez hicieron terapia familiar?, le preguntaron a Mauricio Macri, por entonces jefe de Gobierno porteño.

- Sí, obvio… Muchos años, respondió.

- “¿Con sus hermanos y su papá?”

- “No… los hermanos nomás… ¡Si el problema era papá!”.

Lo cierto es que el perfil bajo de la madre de Macri es, en parte, alimentado por el propio presidente. En líneas generales, cuando al mandatario le preguntan por su familia, habla de unos pocos personajes: su esposa, la primera dama Juliana Awada; su pequeña hija Antonia –la menor de los cuatro hijos que tiene Macri– y su padre, el empresario que supo tejer un fuerte vínculo con el poder mediante empresas vinculadas a la construcción.

Sin embargo, a su madre no la menciona. Sin ir más lejos, una foto recordada del día en que Macri asumió como presidente es el abrazo con su padre, a pesar de las grandes diferencias personales que tienen. Ese día, aunque estaba presente, su mamá no tuvo una foto como aquella que sí tuvo su ex marido Franco. En cambio, eligió el bajo perfil: en la ceremonia que tuvo lugar en el Congreso, se resguardó junto a Awada en uno de los palcos.

La última vez que habló, además de mencionar la preocupación por su hijo, disparó: "Este es un país al que le falta la cultura del trabajo y el estudio. La gente no está acostumbrada y tiene que empezar a pensar con inteligencia".

GP.

Compartir

Comentarios