El ex director del FBI James Comey acusó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de "mentir, simple y llanamente".

El ex director del FBI James Comey acusó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de "mentir, simple y llanamente" y, tras relatar ante el Senado las "preocupantes" situaciones que vivió con el mandatario, confió en que el fiscal especial para la investigación sobre Rusia, Robert Mueller, determine si incurrió en "obstrucción a la Justicia".

Durante su esperada audiencia ante el Comité de Inteligencia del Senado, Comey describió sus encuentros con el magnate y deseó que hubiera grabaciones de los mismos, cuya existencia llegó a insinuar Trump hace unas semanas.

Comey afirmó que Trump lo despidió para interferir en la investigación del papel de Rusia en las elecciones de 2016 y sus vínculos con la campaña de Trump.

"A mi juicio, fui despedido a causa de la investigación de Rusia", dijo Comey en declaraciones explosivas que amenazan socavar la presidencia de Trump.

"Fue despedido de alguna manera para alterar, o tratar de alterar, la forma cómo se realizaba la investigación de Rusia", dijo Comey bajo juramento. "Es algo muy grande, y no sólo porque me afecta a mí".

Comey también acusó a Trump de difundir "simple y sencillamente mentiras" sobre él y el FBI después de su despido abrupto.

GP.

Compartir

Comentarios