Los autores habrían sido los mismos que ejecutaron los atentados de París y Bruselas en 2015 y 2016.

Miembros del comando del ISIS implicados en los ataques de París en noviembre de 2015 y en los de Bruselas de marzo de 2016 planeaban atentar contra la Eurocopa de fútbol que se celebró en junio y julio del año pasado en Francia. Los terroristas planeaban usar coches o camiones bomba, junto a ataques suicidas con explosivos dentro de los estadios.

La información fue entregada a un juez francés por uno de los miembros de la célula europea del ISIS, Mohamed Abrini, de 32 años, quien está detenido en la capital de Bélgica desde abril de 2016.

Abrini, junto a otros cuatro yihadistas, planeó y ejecutó los atentados en Bruselas en marzo de ese año. Los ataques cobraron la vida de 32 personas luego de que tres bombas explotaran en la terminal del aeropuerto de la ciudad y en la estación de trenes de Maalbeek, en el centro de la capital belga y sede de las principales instituciones de la Unión Europea.

También conocido como “el hombre del sombrero” tras el registro de las cámaras del aeropuerto de Bruselas, Mohamed Abrini dijo al magistrado instructor que “había oído del proyecto de la Eurocopa. Un coche o un camión cargado de explosivos”.

Sin embargo, los terroristas renunciaron al plan luego de que Salah Abdeslam, otro de los líderes de la célula del ISIS en Europa, fuera arrestado en Bruselas a principios de marzo de 2016. Abeslam, por su parte, había estado implicado activamente en los ataques de París de 2015, donde los yihadistas acabaron con la vida de 130 personas e hirieron a casi 400 en una seguidilla de atentados.

En uno de esos ataques, tres terroristas suicidas planeaban explotar sus chalecos durante el partido amistoso entre Francia y Alemania, llevado a cabo en el gigante Stade de France, en cercanías de la capital del país, con capacidad para 81.000 personas y donde también se encontraba el ex presidente François Hollande. El ataque fue frustrado luego de que la seguridad del estadio advirtiera la presencia de explosivos. El arresto de Abeslam motivó al resto de la célula a actuar en la capital belga unos días después.

Abrini aseguró al juez que él estaba “contra los atentados” y que recibían presiones del ISIS para no dimitir ni abandonar el plan. “Se nos decía que fuéramos hasta el final, que no nos teníamos que rendir”, dijo. El método del coche o camión bomba es uno de los predilectos por la organización terrorista en Siria e Irak, y Europol advertíó de que podría utilizarlo también en Europa.

La organización de inteligencia europea que congrega a los 28 miembros de la Unión, la Europol, publicó el último reporte sobre terrorismo este año, donde registró que durante 2016 hubo 13 ataques terroristas ligados al yihadismo. Diez de ellos, completados, y tres fallidos. Según datos oficiales de Europol, 718 personas han sido arrestadas en relación a estos atentados, los que han matado a 135 personas a lo largo de Europa.

De estos ataques, cinco han sido reportados por Francia, y cuatro por Bélgica y Alemania. Este año, el terrorismo yihadista ha llevado a cabo 11 ataques, la mayoría de ellos en el Reino Unido y Francia, teniendo como resultado 80 víctimas fatales. A esta misma fecha en 2016, el yihadismo había perpetrado cuatro atentados en Europa, a diferencia de los once que ya acumula en 2017.

La revelación del ataque terrorista durante la Eurocopa se enmarca dentro de un período clave para el futuro de Europa y su lucha contra el terrorismo. El Reino Unido, por su parte, comenzó las negociaciones para salir de la Unión Europea tras una ola de ataques en tres ataques en Londres y uno en Manchester, la que dejó 36 personas fallecidas y cientos de heridos desde marzo. Por su parte, los otros miembros de la Unión ratificaron su compromiso con desarrollar una estrategia en conjunto para combatir las amenazas terroristas.

El miércoles pasado, la policía española realizó un operativo de arrestos en Madrid, en cuyo transcurso logró detener a tres hombres de descendencia marroquí.

Según las autoridades españolas, los sospechosos se encontraban radicalizados por el grupo ISIS y planeaban atacar la capital española durante las celebraciones del orgullo gay, evento que desde ayer atrae a más de 2 millones de personas a las calles de Madrid.

Compartir

Comentarios