En los primeros cinco meses del año la producción aún es 1,4% menor a la de 2016. La fabricación de alimentos, agroquímicos, cemento, hierro, autos y maquinarias lideraron la mejora. La industria textil, en cambio, volvió a caer. La producción de petróleo, en baja.

Por primera vez desde enero de 2016, los datos del Indec mostraron ayer signos vitales de la industria. Según el Estimador Mensual de la Industria (EMI), en mayo la actividad fabril fue 2,7 por ciento mayor a la del mismo mes del año anterior. El dato confirma estimaciones que venían haciendo funcionarios nacionales y también entidades privadas, como por ejemplo Fiel.

De todos modos la caída acumulada ha sido tal que, la producción fabril de los primeros cinco meses del año, pese a la mejora de mayo, sigue siendo un 1,4 por ciento menor a la del mismo período del año anterior.

La actividad económica general ya dejó la recesión, al acumular tres trimestres consecutivos de mejora, aunque esas mejoras han sido muy débiles. Pero esta es la primera vez que hay mejoras en el sector industrial específicamente. La economía en general había venido traccionada por el agro, la construcción y algunos servicios.

Por grandes rubros, las mayores mejoras se dieron en las industrias automotriz (17,4%), resto de la metalmecánica –que incluye agromáquinas– (11,6%) metalmecánica (que incluye autos, agromáquinas, etc.), alimentaria (3,9%), química (0,5%), plástica (5,9%), mineral no metálica (2,7%) y metálica básica (2,6%). En cambio, cayeron la refinación de petróleo (-0,4%), la producción de papel y cartón (-10,2%), la edición e impresión (11,9%), la industria textil (-13,3%) y la del tabaco (-15,2%).

El EMI incluye una encuesta de expectativas a empresas fabriles de estos rubros. El 36,6 por ciento de las firmas prevé un aumento de la demanda interna para junio-agosto en comparación con el año pasado. El 13,0 por ciento prevé una baja y el resto no espera cambios.

En cuento a las exportaciones, el 59 por ciento espera un ritmo estable, el 26,6 por ciento prevé una suba y el 14,4 por ciento una baja.

El 72,5 por ciento de las empresas no espera cambios en la dotación de personal durante el período junio-agosto de 2017 respecto de un año atrás. El 15,6 por ciento un aumento y el 11,9 por ciento una disminución.

GP.

Compartir

Comentarios