Tres mil bomberos luchaban hoy en Portugal para controlar más de 150 incendios forestales, según las autoridades, mientras un clima seco y cálido avivaba las llamas.

Más de 800 bomberos respaldados por unidades aéreas se concentraban en extinguir un gran fuego cerca de la localidad de Vila dei Rei, en el centro del país.

La televisora pública portuguesa RTP mostró imágenes de grandes llamas de noche, que por la mañana habían dejado amplias extensiones de bosque calcinadas cerca de la localidad, donde las autoridades evacuaron a 112 personas el lunes.

Además, 300 bomberos luchaban contra las llamas en otro gran incendio en el interior del país.

RTP mostró imágenes en las que se veía al fuego avanzando bajo una humareda por colinas boscosas, amenazando los pueblos de Ferreire do Zezere y Macedo de Cavaleiros.

Desde el 9 de agosto se han registrado 55 heridos por incendios en Portugal, cuatro de ellos graves, indicó la portavoz de Protección Civil Patricia Gaspar.

El clima no está dando respiro a los bomberos, señaló Gaspar. Se esperaba que las temperaturas subieran en el interior del país, donde podrían alcanzar los 40 grados Celsius (104 Fahrenheit).

Portugal se ha visto especialmente golpeada por los incendios forestales este año debido a una sequía. El peor fuego mató a 64 personas en junio.

La agencia portuguesa de Protección Civil registró un récord el sábado con 268 incendios distintos en un mismo día. El 90% de esos fuegos eran o bien intencionados o bien provocados de forma accidental por intervención humana, señaló la agencia.

Los incendios forestales en Portugal han devorado más de un tercio de la superficie total de bosque quemado este año en la Unión Europea de 28 naciones.

GP.

Compartir

Comentarios