Junto a un equipo de profesionales de Buenos Aires, los médicos del Hospital del Niño Jesús operaron con una técnica novedosa a una niña de cinco años que sufría complejas secuelas tras un accidente.

Martín Fontana, médico del servicio de Otorrinolaringología del hospital, explicó que la cirugía en la cabeza de la niña solucionó el problema de pérdida de líquido cefalorraquídeo a través de la fosa nasal que sufría. Ese líquido es esencial para el buen funcionamiento del cerebro y la médula espinal y su falta o alteración puede provocar distintas enfermedades, como meningitis.

Por su parte,  Ricardo Marengo, consultor de las fundaciones Favaloro y Fleni que colaboró en la operación  detalló que “la cirugía es mínimamente invasiva y busca disminuir los riesgos respiratorios y de sufrimiento post-operatorio, sin generar cambios estéticos”.

Compartir

Comentarios