El secretario de Gobierno municipal acusó al responsable del Subsidio de Salud de “actuar de mala fe o por desconocimiento, o directamente mentir".

El secretario de Gobierno municipal, Walter Berarducci, ratificó hoy que “la Municipalidad, en la actual gestión del intendente Germán Alfaro, no tiene ninguna deuda con el Subsidio de Salud y cumplió con todas las obligaciones de pago de los aportes de los empleados municipales y de la patronal”.

El funcionario hizo estas declaraciones durante la emisión del programa Los Primeros, por Canal 10, en respuesta a los dichos del titular del Subsidio de Salud, Fernando Avellaneda, quien en el mismo ciclo televisivo había asegurado que la Municipalidad debía los aportes sociales correspondientes a enero y febrero de este año.

El secretario de Gobierno municipal acusó al responsable del Subsidio de Salud de “actuar de mala fe o por desconocimiento, o directamente mentir, debido a que alegó que lo único que pagó el Municipio fue la cuota de diciembre de 2015 y el monto correspondiente al SAC correspondiente al segundo semestre del año pasado, cuando el Subsidio también cobró el mes de enero y febrero de 2016, conforme consta en los recibos que sus autoridades retiraron”.

En ese contexto, el funcionario aseguró que la actual gestión municipal está al día con los pagos a la obra social estatal. “Desde la gestión del intendente Alfaro se cumplió con el pago de todos los aportes al Subsidio y, como se paga a mes vencido, una vez que finalice marzo se realizará la liquidación correspondiente de los aportes sociales para los empleados de la Municipalidad”, argumentó.

En el mismo tono, apuntó que “si es que existe una deuda con el Subsidio de Salud y está documentada, se originó en pleno apriete político que hizo el anterior gobernador (José Alperovich) a la Municipalidad cuando le cobró de forma indebida, en 10 cuotas durante 2015, una deuda de casi 400 millones de pesos, cuando la Nación a la Provincia le había refinanciado su deuda en 200 cuotas”.

Según Berarducci, “esta actitud extorsiva que tuvo el gobernador anterior la quieren reinstaurar ahora desde el Gobierno actual contra la gestión de Germán Alfaro”.
Sobre la deuda exigida por la Provincia al Municipio, el Secretario de Gobierno aclaró: “Tenemos que dialogar sin chicanas, poner todos los papeles en la mesa, ver los números de cada una de las partes, la documentación que respalde cada postura, porque toda deuda debe ser sustentada, para que se determinen los pasos a seguir”.

Por otro lado, Berarducci cuestionó que Avellaneda haya realizado un llamado al diálogo a través de la prensa, cuando dicha convocatoria ya se había concretado por la vía institucional. En este sentido, el funcionario mostró a las cámaras un acta que lleva las firmas del ministro de Economía de la Provincia, Eduardo Garvich y del secretario de Hacienda municipal, Cristian Abel, en la que se convoca a un diálogo institucional y se establece como fecha límite el 31 de marzo para conciliar una postura sobre las deudas existentes, acreedores, plazos de vencimiento y montos.

Además, según explicó Berarducci, en ese documento se fijó un compromiso que hasta el 31 de marzo de este año, con posibilidad de prorrogarlo, de suspender todo trámite administrativo y/o judicial en forma recíproca. “Ahora vemos con sorpresa que el Subsidio, alegremente y de forma unilateral, sale a reclamar una supuesta deuda del año pasado, de la administración anterior”, expresó.

Para finalizar, el Secretario de Gobierno de la capital planteó: “si viene el Ministro de Economía y firma un acta en la que compromete a la Provincia (a buscar un consenso sobre la deuda) y después sale un funcionario de cuarto nivel y hace otra cosa, no se sabe quién es el representante de la institución y el vocero del Gobierno. Por eso, el diálogo se debe realizar en un marco de sinceridad e institucionalidad, para que se alcance un consenso que beneficie a todos los ciudadanos”, completó.

Compartir

Comentarios