El Vaticano reiteró "su convicción de que sólo una solución negociada entre israelíes y palestinos puede conducir a una paz estable y duradera"

El papa Francisco hizo hoy un llamamiento a la comunidad internacional para que evite "una nueva espiral de violencia" en Jerusalén, en medio de la tensión por la decisión de Estados Unidos de reconocer esta ciudad como capital de Israel.

"El Santo Padre renueva su llamamiento a la sabiduría y la prudencia de todos y eleva oraciones fervientes para que los líderes de las naciones, en este momento de particular gravedad, se comprometan a evitar una nueva espiral de violencia, respondiendo, con palabras y acciones, a los anhelos de paz, de justicia y seguridad de las poblaciones de esa tierra atormentada", dijo la Santa Sede en un comunicado.

Además, el Vaticano reiteró "su convicción de que sólo una solución negociada entre israelíes y palestinos puede conducir a una paz estable y duradera, y garantizar la coexistencia pacífica de dos estados dentro de fronteras reconocidas internacionalmente".

Compartir

Comentarios