Cintia Susana Jiménez, una de las dos mujeres que denunciaron a los jugadores colombianos de Boca Juniors, Edwin Cardona y Wilmar Barrios por presuntos hechos de violencia verbales y físicas, dijo hoy que "en mi declaración aclaré que no sufrí abuso sexual ni amenazas con cuchillos, pero sí maltrato".

Cintia Susana Jiménez, una de las dos mujeres que denunciaron a los jugadores colombianos de Boca Juniors, Edwin Cardona y Wilmar Barrios por presuntos hechos de violencia verbales y físicas, dijo hoy que "en mi declaración aclaré que no sufrí abuso sexual ni amenazas con cuchillos, pero sí maltrato".

En comunicación con C5N, la mujer sostuvo también que no es "bailarina ni prostituta", que está embarazada de tres meses y que tiene dos hijos.

Consultada acerca de los motivos de su presencia en el departamento de Puerto Madero en el cual sucedieron los hechos denunciados, la mujer prefirió no responder.

Fuente TN

Compartir

Comentarios