Cuando el Presidente inauguró las sesiones del Congreso utilizó los datos de la UCA y validó sus estadísticas. Ahora, la misma entidad estableció que en los últimos tres meses hay un 4% más de pobres.

Frente a las críticas de otros sectores, como el kirchnerismo, el presidente Mauricio Macri decidió legitimar y citar los estudios estadísticos de la Universidad Católica Argentina (UCA) como una fuente confiable de medición.

Fue durante la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación que el Presidente citó el estudio anterior de la UCA para hablar de los índices de pobreza.

El primero de marzo pasado, Macri decía: "Nos acostumbramos a vivir así y hasta pensamos que era normal. No lo es. No lo puede ser. No podemos tolerar que en un país como el nuestro, con tanta riqueza, todavía mueran chicos de hambre".

"Según el último informe del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina, el 29 por ciento de los argentinos está en la pobreza y el 6 por ciento vive en la indigencia", citó el jefe de Estado.

Y agregó: "Además, alrededor del 42 por ciento de la población carece de cloacas, el 13 por ciento no tiene agua corriente y más del 40 por ciento no tiene conexión a la red de gas. El modelo de inclusión social y crecimiento, del que tanto habló el gobierno anterior, nos llevó a la pobreza y a la exclusión".

Hoy, el Observatorio Social de la UCA afirmó que en los tres primeros meses del año se registraron 1,4 millones más de pobres y 350 mil personas en situación de indigencia.

Sin embargo, aclaró que "estas proyecciones no toman en cuenta las pérdidas de empleo ocurridas en el marco de una economía inflacionaria y afectada por ajustes macroeconómicos, ni los recientes anuncios de incremento en materia de transporte y servicios domiciliarios".

Compartir

Comentarios