Reclaman que se los convoque a negociar paritarias “libres”, “sin techo” y que se otorgue un aumento salarial acorde al incremento del costo de vida.

El Sindicato de Obreros y Empleados de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán (Soem) realizó este miércoles una movilización en contra del intendente Germán Alfaro, para reclamarle que los convoque a una mesa de negociación salarial. Desde el sindicato que conduce Osvaldo Acosta denuncian que el mandatario se niega a citarlos a discutir paritarias y que además incumple con varias normativas municipales.

“El intendente – Germán Alfaro- no hace caso al reclamo de los trabajadores y no convoca a paritarias” expresó Acosta. “No podemos estar sujetos a los aumentos que le den a los municipales en el interior o sujetos a un decreto de la Provincia”, agregó.

En este sentido, el dirigente sindical apuntó que Alfaro “vive reclamando al gobernador pero vive adhiriendo a los decretos de él. Necesitamos que nos convoque a negociar los salarios”.

Por otro lado, Acosta denunció que el jefe municipal “sigue haciendo ingresar gente sin cumplir con la ordenanza que dice que deben ingresar los hijos de los municipales”.  Cabe recordar que la ordenanza 1.611, que data de 1997, garantiza la prioridad de los hijos de los municipales en el ingreso a las distintas reparticiones.

Otro de los puntos reclamados por el Soem, tiene que ver con la eliminación del código 105, que afecta directamente los salarios de los docentes municipales. Según explicó acosta, este ítem representa el 30% del sueldo de los educadores. “El intendente eliminó este código porque se le ocurrió que los docentes pertenecientes al Municipio deben cobrar lo mismo que un docente provincial”, aclaró el sindicalista.

En cuanto a la negociación salarial, Acosta aclaró que no aceptarán “de ninguna manera que intenten fijar como techo un aumento del 15%”. “Esa cifra significan $69 por mes. Es irrisorio que nos quieran dar ese aumento”, remarcó, y añadió que sin importar el porcentaje que se otorgue, exigirán que se adjunte la cláusula gatillo. “Nadie cree que la inflación se paralice. Debe haber un incremento acorde al incremento que sufrió la canasta familiar”, sentenció.

Compartir

Comentarios