El jefe de Gabinete afirmó que el primer trimestre del año será el séptimo de crecimiento consecutivo.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, brinda en la Cámara de Diputados el primer informe de Gobierno del año, en una sesión especial que marca el inicio de la actividad parlamentaria y que se realiza en el marco de la nueva composición, donde el oficialismo pudo sumar una veintena de bancas y afianzar su alianza gubernamental.

En este marco, el funcionario aseguró que este trimestre será el "el séptimo de crecimiento consecutivo", al tiempo que señaló que el país "no experimentaba una fase de crecimiento tan prolongada desde 2011.

"Este proceso está basado en cimientos sólidos, que nos van a permitir crecer muchos años. Al revés de otras experiencias recientes de crecimiento, no estamos usando muletas ni incubando una crisis que después nos haga retroceder al punto de partida", sostuvo.

Asimismo, afirmó que el crecimiento registrado "está liderado por la inversión, que aumentó un 11% el año pasado, más que el resto de la economía".

En otro tramo de la sesión, Peña ratificó la "integridad, honestidad y transparencia" del ministro de Finanzas, Luis Caputo, ante las acusaciones vertidas por parte de diputados de la oposición por supuestamente haber omitido declarar acciones en sociedades "offshore". 

"Ratificamos absolutamente al ministro Caputo como ministro de Finanzas. Su integridad, honestidad y transparencia en la función", aseveró.

"No tenemos duda que el ministro es una persona que tuvo mucho más para perder que ganar por meterse en la función pública", reconoció Peña, quien afirmó que Caputo explicará su posición en la Justicia, "que es donde corresponde".

Peña había concurrido por última vez a la cámara baja el 4 de octubre pasado, a sólo 13 días de las elecciones de renovación parlamentaria que se realizaron el 23 de octubre, en las que Cambiemos se impuso en la mayoría de los distritos del país.

Con esta exposición, el Jefe de Gabinete se convierte en el ministro que más veces concurrió al Congreso Nacional, ya que lo hizo en 15 oportunidades desde que asumió Mauricio Macri.

En los gobiernos de Cristina de Kirchner -a excepción de Jorge Capitanich- la mayoría no cumplió con la obligación establecida en el artículo 101 de dar un informe en forma bimensual en cada cámara parlamentaria.

Ahora, el escenario que se plantea el oficialismo es avanzar con una agenda consensuada, por lo menos, con el peronismo y otras bancadas provinciales, referidos a proyectos sobre modernización del Estado, reformas a la ley de Ética, del Código Penal, y vinculadas a la mujer como la equiparación salarial y paridad de género.

De todas maneras, la agenda estará cruzada desde fines de marzo por el debate sobre la despenalización del aborto, que divide las aguas en todas las fuerzas políticas, y se convertirá -si llega al recinto de sesiones- en el tema bisagra del año parlamentario.

Fuente: Ámbito Financiero

Compartir

Comentarios