La app enojó la semana pasada a una de las celebridades con mayor peso en el mundo de las redes sociales al publicar un aviso.

De mal en peor: Snapchat ya sumaba bastantes problemas con el robo de funciones y usuarios que sufre a manos de Instagram, su fracaso en posicionarse como fabricante de hardware y el subsecuente derrumbe en el precio de sus acciones. Ahora, la empresa fundada por Evan Spiegel ha sumado un nuevo (y costoso) dolor de cabeza.

El aviso de un anunciante pedía a los usuarios elegir entre dos opciones: Golpear a Chris Brown (el exnovio de la cantante, que en 2009 fue condenado a cinco años de libertad condicional por golpearla) o abofetearla a ella.

Aunque no había diseñado el aviso, la compañía sí aprobó su aparición en la plataforma, motivando un post crítico de Rihanna en Instagram. "Gastaron dinero para animar algo que intencionalmente avergonzaría a las víctimas de violencia doméstica", señaló la barbadense, antes de pedirle a sus 61 millones de seguidores que borren Snapchat de sus teléfonos.

Como consecuencia de esto, las acciones de Snapchat cayeron 4% el 15 de marzo pasado, equivalente a una pérdida de US$800 millones, según consignó Vanity Fair. "El anuncio fue revisado y aprobado por error, ya que infringe nuestras pautas publicitarias -atinaron a decir desde la empresa-. Estamos investigando cómo pasó para asegurarnos de que nunca vuelva a suceder".

Fuente: La Nación.

Compartir

Comentarios