Marcelo Fernández se desempeñaba como empleado de Vialidad Nacional y en el día de hoy el fiscal pidió su detención.

Un testigo que prestó declaración en el juicio oral por el crimen de Paulina Lebbos, asesinada en 2006, quedó detenido hoy por falso testimonio, luego de que incurriera en numerosas contradicciones.

Se trata de Ramón Marcelo Fernández, un empleado de Vialidad provincial que prestó declaración ayer por la noche y quedó detenido este mediodía por orden del tribunal a cargo del debate oral, integrado por los jueces Dante Ibáñez, Carlos Caramuti y Rafael Macorito.

Además, cuando se le exhibió a Fernández un expediente con la declaración que prestó en 2014 ante la fiscalía, el hombre desconoció su firma y dijo no recordar haber prestado declaración en esos momentos.

Por eso, al reanudar la audiencia esta mañana, los jueces ordenaron la detención de Fernández, la cual se hizo efectiva apenas arribó a los tribunales para acompañar a su hijo, y quedó a disposición de la Fiscalía de Washington Navarro Dávila.

Compartir

Comentarios