El INDEC informó que en 2017 el rojo de la deuda externa del país creció 28% y llegó a los 232.952 millones de dólares.

Detrás de este vertiginoso ritmo de endeudamiento (se tomó deuda a razón de 143 millones de dólares por día, 6 millones por hora) se encuentra principalmente el gobierno de Mauricio Macri y en segundo lugar el Banco Central de la República Argentina.

"El aumento se debió principalmente a las emisiones de deuda del Gobierno y Banco Central (BCRA)" aseguró el Indec. De hecho, el 61% de la deuda contraída corresponde a áreas del Ejecutivo mientras que a la autoridad bancaria bajo la presidencia de Federico Sturzenegger le corresponde un 8% de esa emisión de deuda.

De esta manera la deuda de los argentinos y las empresas locales con el exterior creció un 28%, pasando de los 181.170 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2016 a 232.952 millones de dólares en el mismo período de 2017.

Del total de la deuda externa a valor nominal, el 68% está registrada en dólares; el 20%, en monedas de otros países; y sólo el 12%, en pesos.

A su vez, el saldo de la balanza de cuenta corriente registró el año pasado un déficit de 30.792 millones de dólares, más del doble de lo registrado en 2016 (14.693 millones de dólares), de acuerdo a datos oficiales.

La cuenta corriente registró un déficit de 8.738 millones de dólares en el cuarto trimestre, por encima del déficit revisado de 8.261 millones de dólares en el tercer trimestre, según el comunicado del organismo.

La cuenta corriente es la medición más amplia del comercio de un país con el resto del mundo, e incluye el intercambio de bienes y servicios y los flujos de inversión.

Fuente: Minuto Uno.

Compartir

Comentarios