Tendrá el desafío de acabar con la crisis política que condujo a la renuncia de su antecesor. Tras prestar juramento, hablará ante el Congreso.

 

 Martín Vizcarra asume este viernes como nuevo presidente de Perú con el desafío de acabar con la crisis política que condujo a la abrupta salida de su antecesor Pedro Pablo Kuczynski.

Antes de tomar juramento a Vizcarra, primer vicepresidente y embajador en Canadá, el Congreso votará si acepta la renuncia de Kuczynzki o si lo destituye, acusado de haber mentido sobre sus lazos con la empresa brasileña Odebrecht.

Existe un precedente: en el año 2000 el Congreso destituyó a Alberto Fujimori después de que éste envió su carta de dimisión a la presidencia por fax desde Japón, adonde se había marchado en medio de un escándalo de corrupción.

"Los señores portavoces (de las bancadas) están revisando la propuesta de resolución final que se pondrá a votación", dijo el jefe del Congreso, el opositor Luis Galarreta.

El Congreso debatió el jueves la renuncia de Kuczynski en una sesión que se prologó por seis horas en la que varios legisladores lo tildaron de "corrupto" y lo fustigaron por no hacer una "autocrítica" al dimitir el miércoles.

Sin embargo, el centrista Yonhy Lescano dijo que "Kuczynski tiene razón en el sentido de que acusa a la mayoría del Congreso de obstrucción", aludiendo a que el fujimorismo lo mantuvo contra las cuerdas desde que asumió el poder en julio de 2016.

Vizcarra acudirá este viernes al Palacio de Torre Tagle, sede de la Cancillería, para dirigirse desde allí al Congreso a asumir el mando, según lo dispone el protocolo peruano.

El nuevo gobernante, que acaba de cumplir 55 años, debe jurar poco después del mediodía, tras regresar desde Canadá en la madrugada, para completar el actual periodo que culmina en julio de 2021.

A su llegada al aeropuerto limeño, Vizcarra fue recibido por decenas de seguidores con una torta de cumpleaños con velas con el número 55, quienes le obsequiaron una camiseta de la selección peruana de fútbol que clasificó al Mundial de Rusia 2018.

Vizcarra, quien llegó acompañado de su esposa y dos hijos, partió luego en un automóvil negro escoltado por policías hacia su hogar, sin hacer declaraciones a los periodistas.

Tras prestar juramento y colocarse la banda presidencial roja y blanca hacia el mediodía, hablará ante el Congreso.

 

Fuente: Ámbito Financiero

Compartir

Comentarios