La policía arrestó a un hombre con pedido de captura en la tarde de hoy y un oficial resultó herido por los familiares, quienes denuncian ataques.

Efectivos de la División Especial de la Policía de la Provincia realizaban un operativo para detener a dos menores en un caso de Robo Agravado cuando, de acuerdo a la versión policial, fueron atacados por los familiares de los delincuentes, quienes, por su parte, denunciaron que fueron ellos los atacados.

Cerca del mediodía de hoy personal policial de civil, encontrándose vigentes las medidas privativas de libertad que recaen sobre dos menores de edad, se encontraban realizando tareas de investigación por las inmediaciones de los barrios Diego de Villaroel, San Cayetano y Toledo.

Al pasar por el Pasaje 10 y 35, entre calle Prospero Palazo y pasaje Figueroa Román, divisaron a ambos sujetos , que se encontraban en la vereda de un domicilio. Al intentar interceptarlos, de acuerdo al informe policial, ingresaron rápidamente en la vivienda, cuando un gran número de mujeres y hombres, armados con piedras y palos, comenzaron a agredir al personal policial, entorpeciendo el proceder. Terminando un efectivo con un corte en el cuero cabelludo. 

Por su parte, una mujer de 43 años dijo que iba a la casa de su hermana siendo llevada por un vecino, de nombre Matías, y que cuando llegaron personas que decían ser policías de la brigada, quienes no estaban uniformados, diez aproximadamente y se movilizaban en dos camionetas y en un automóvil, agarraron a Matías y lo introdujeron en una camioneta, en esos momentos salió el marido de la mujer que fue agredido por los policías.

De acuerdo a la denuncia de la mujer, sus dos hijas de 14 y 24 años también fueron agredidas junto a ella cuando intentaban defender a su marido y que le quitaron los celulares con los que estaban filmando.

La menor de las hijas fue atendida en el Hospital de Niños donde indicaron golpes. También, de acuerdo a lo manifestado por la mujer, el policía se golpeó solo la cabeza contra la pared. 

Fuente: Los Primeros.

Compartir

Comentarios