Jesús Santrich fue detenido este lunes en Bogotá acusado de narcotrafico.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó tienen "pruebas contundentes y concluyentes" de la participación de Santrich en delitos de narcotráfico. Según Santos, esos delitos al parecer fueron cometidos después de la firma del acuerdo de paz con las FARC, el 24 de noviembre de 2016, y en caso de que las pruebas contra de Santrich resulten "irrefutables" hay lugar a la extradición a EEUU. "No me temblará la mano para autorizarlo" una vez lo apruebe la Corte Suprema de Justicia, sentenció. En este sentido, Santos subrayó que "la construcción de paz requiere del absoluto cumplimiento y respeto por la ley y los acuerdos" de paz firmados por el Gobierno y las FARC. 

"Es lo que exige el pueblo colombiano, en eso no puede haber tolerancia ni debilidad: no la hay, no la habrá. El acuerdo es claro, quienes cometan un delito después de la firma del acuerdo final (de paz), serán sometidos a la jurisdicción ordinaria por los nuevos delitos cometidos", aseguró el presidente. El fiscal general Néstor Humberto Martínez ha informado al presidente de que "como resultado de rigurosas investigaciones tiene pruebas contundentes y concluyentes" que demuestran la responsabilidad de Santrich, seudónimo de Seuxis Pauxias Hernández Solarte, que demuestran su responsabilidad "en delitos de narcotráfico cometidos después de la firma del acuerdo".Por su parte, Martínez explicó que las autoridades colombianas detuvieron a Santrich "en cumplimiento de una circular roja", utilizada por la Interpol para solicitar la detención preventiva con miras a la extradición. 
"

La circular roja menciona que los hechos ocurrieron a partir del mes de junio de 2017, es decir después de la firma de los acuerdos (de paz) y se prolongaron hasta abril de 2018. Esos hechos están relacionados con un acuerdo para exportar diez toneladas de cocaína", a Estados Unidos, agregó el fiscal general. La detención la confirmó el número dos de la antigua guerrilla, Iván Márquez, quien aseguró en Twitter que se produjo "bajo montaje", al tiempo que advirtió de que "este es el peor momento que está atravesando" el proceso de paz. 
"Llamo al gobierno a que genere hechos que impidan que estas intenciones que atentan contra el proceso y el derecho a la paz se consoliden", dijo Márquez en Twitter.Por su parte, Victoria Sandino, también dirigente del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), en el que se transformó esa antigua guerrilla, aseguró que la detención "es un sabotaje y montaje" contra quienes se comprometieron con el proceso de paz.

Compartir

Comentarios