Barbara Bush, mujer importante de una de las grandes dinastías políticas estadounidenses, murió este martes a los 92 años en su casa de Houston, Texas.

La familia comunicó el domingo que la ex primera dama había pasado a recibir cuidados intensivos en la fase terminal de una dolencia que no se especificó en el comunicado, tras varias hospitalizaciones. "Mamá nos mantuvo siempre en alerta y nos hizo reír hasta el último momento", dijo su hijo y expresidente, George W. en un comunicado.

Le ha sobrevivido George H. W. Bush, de 93 años, de salud ya muy delicada. Ambos se habían conocido muy jóvenes, siendo adolescentes, y casado a los 20 y 21 años. Barbara Pierce (su apellido de soltera) nació en la ciudad de Nueva York en 1925 en el seno de una familia perteneciente a la iglesia episcopal. Su padre era un acaudalado empresario.

En 2014, durante una entrevista, le preguntaron qué le parecería tener otro Bush presidente y soltó que ya había habido “suficientes Bushes” en la Casa Blanca. “Es una tontería si no encontramos más de dos o tres familias para presentarse a la presidencia”, dijo.

Compartir

Comentarios