Se impuso 3-1 en la Bombonera con goles de Wanchope (2) y Pavón. Así, le sacó seis puntos de ventaja al escolta.

En un partido parejo, peleado, con muchas imprecisiones y más nervios que fútbol, Newell's se dio cuenta que Boca no asustaba y comenzó a manejar el trámite. El primer remate al arco fue de los visitantes a los 16'. Hernán Bernardello se vio frente al arco con tiempo y disparó desde lejos de frente al arco. Agustín Rossi la "embolsó" sin problemas. A los 24' Héctor Fértoli disparó cruzado aprovechando la lentitud de Santiago Vergini

Pero Boca tiene a Cristian Pavón. El siete bravo del equipo de Guillermo hizo otra jugada de la nada a los 26' para que Boca se tranquilice con la apertura del marcador. Aguantó la marca de José San Román, ganó en velocidad, eludió a Fabricio Fontanini y llegó hasta el fondo para ceder otro de los tantos centros atrás característicos. Ramón "Wanchope" Ábila la empujó de zurda para el 1 a 0.

Y con la ventaja Boca pudo armar una jugada colectiva como las que tanto extraña y llegó el 2 a 0 parcial. "Bebelo"Reynoso metió un gran pase para el desborde de Jara, que centró "pinchado" para que Wanchope meta la cabeza ante la floja respuesta de Nelson Ibáñez.

Pero a Boca no le duró la alegría ni dos minutos y Newell's alcanzó el descuento con una buena definición de Fértoli. Vergini salió con un mal pase que generó la contra de la Lepra que manejó Víctor Figueroa de buena manera. Este metió un pase filtrado para su compañero en medio de la pasividad de la defensa local, eludió la poca resistencia de Rossi y definió con el arco vacío. Un resultado que dejaba la incógnita abierta.

En el arranque del complemento el visitante recuperó varias pelotas por las malas salidas de los defensores locales, pero no las supo aprovechar. Boca ajustó su juego y tuvo un pasaje de buen fútbol con Reynoso como manija.

Y Hubo una jugada curiosa a los cuatro minutos: un penal no cobrado para el equipo local. Bebelo manejó para la entrada de Carlos Tevez que amagó ante Ibáñez y lo eludió, el arquero lo manoteó e hizo trastabillar al delantero. Curiosamente el Apache no se tiró, siguió a pesar de la dificultad y terminó tirando la pelota afuera. Pompei no cobró nada.

Y a los 13' Boca consiguió la tranquilidad. Y fue por los dos mejores jugadores que tuvo en cancha. Reynoso metió un gran pase para que Pavón corra con pelota dominada, entró al área y cuando todo hacía suponer que iba a meter el centro, improvisó un pelotazo tremendo que dejó sin chances al uno de la Lepra. Golazo.

Compartir

Comentarios