El "Merengue" había comenzado perdiendo pero logró dar vuelta el partido y llevarse un triunfo que le servirá de cara al partido de vuelta donde define de local.

El local buscó una ventaja que lo deje cómodo para su visita a Madrid dentro de seis días. Tuvo una buena chance generada fuera del área por Robert Lewandowski, pero le quedó atrás a Thomas Müller y no pudo ser. Se recuperó en zona defensiva. James Rodríguez metió un pase a pura precisión entre líneas y Kimmich, lanzado en ataque, rompió la floja resistencia del arquero costarricense con un gran remate. El segundo estaba por llegar, pero el siempre rendidor Marcelo metió un gran zurdazo desde la medialuna del área rival y empató en la primera etapa.

La segunda mitad arrancó con los de Heynckes aún más afilados, pero la suerte seguía estando del lado de los visitantes. Las malas siguieron para los bávaros: Rafinha la perdió, el Madrid armó una gran contra y Asensio, que había ingresado en el entretiempo por Isco, definió con mucha clase sobre Ulreich. Cristiano Ronaldo, que había marcado en todos los partidos de Champions. hasta el momento, había festejado cerca del cierre del partido pero se lo anularon bien por haber controlado con su brazo la pelota.

 

 

 

 

Compartir

Comentarios