El caso lo lleva la Justicia Federal. Hay diferentes hipótesis. Temor por enfrentamientos.

El caso del secuestro de Margarita Toro quedó en manos de la Justicia Federal. Según trascendió los familiares de la líder de Villa 9 de Julio habían pagado alrededor de $500.000 mil para que la liberaran. Ahora el fiscal Pablo Camuña investiga si se trata de organizaciones que se dedican a extorsionar a personas dedicadas a vender estupefacientes. 

Hoy la Justicia maneja varias hipótesis sobre el secuestro de Toro. La primera tiene que ver con el robo de una motocicleta. Según el “Gordo” González unos conocidos ligados a la familia Acevedo secuestró a la mujer y hasta que no apareciera el rodado no la iban a a liberar. Sin embargo esta versión comenzó a perder fuerza. 
 
Otra versión tiene que ver con el manejo de las tribunas en el estadio de Atlético Tucumán. Enfrentamiento que viene de hace tiempo. 

También se cree de la existencia de una banda que se dedica a secuestrar personas vinculadas a la venta de drogas. Estos grupos se aseguran: dinero. Conocen a sus victimas y el manejo de dinero que tienen, además saben que no los denunciarían ya que perjudicarían al negocio. 

El hecho 

Margarita Toro salió de su casa en el barrio 130 Viviendas en una camioneta blanca junto con su hermana Verónica y una niña. A los pocos metros fue interceptada por un grupo de cinco hombres armados. Bajaron a "Vero" y huyeron a toda velocidad hasta El Cadillal. 

Cerca de las 2 de la madrugada fue liberada en Tafí Viejo. La mujer tenía algunos golpes por lo que fue atendida en un hospital. 

Toro denunció que habría identificado a varios de sus secuestradores e incluso pertenecían al clan Acevedo. 

Hubo mucho temor en las redes sociales cuando comenzaron a circular audios y publicaciones de  supuestos enfrentamiento entre la banda de los Todo y los Acevedo. La Policía desmintió y garantizo realizar controles para evitar cualquier incidente.

Compartir

Comentarios