Impulsados por una euforia reflejada a nivel nacional, los seguidores del Santo se trasladaron a Buenos Aires pese a la prohibición de hinchas visitantes.

La seguridad deportiva de Buenos Aires (A.Pre.Vi.De) notificó durante la semana pasada a Brown de Adrogué y San Martín, que el partido de este lunes, en el cual el Santo puede lograr el ascenso a la Superliga, se jugará sólo con la presencia de los socios locales.

Es por eso que la parcialidad tucumana no puede acceder al estadio, ni siquiera los barra del conjunto local. De igual modo, la policía de Buenos Aires fue alertada por el posible viaje de 3.000 hinchas de San Martín, por lo que reforzaron el operativo.

Desde hace días, en distintas cuentas de Facebook se vieron publicaciones donde se vendían los viajes a Adrogué por $1600 para ver al equipo de Forestello, pese a que existe la prohibición para los visitantes. Aún así, este domingo por la mañana se vio a varios hinchas del Santo tomando un micro con rumbo a Buenos Aires.

Fuente: Los Primeros.

Compartir

Comentarios