Los padres aseguran que se debe a la obra de remodelación de la peatonal. La rectora de la institución, Noelí Guerra de Casacales, informó acerca de las tareas que viene desarrollando el establecimiento a los fines de combatir los arácnidos.

 

Padres de la escuela Normal Juan Bautista Alberdi manifestaron su preocupación e indignación a raíz de la situación que se está presentando en el establecimiento educativo con la aparición de alacranes. 

Aseguran que el problema comenzó cuando la Municipalidad arrancó con las obras de remodelación de la peatonal Muñecas al 200, donde se encuentra la institución.

Ante el temor de que sus hijos sufran alguna picadura, los padres solicitaron una reunión con las autoridades del establecimiento y representantes del Siprosa, que se concretará hoy, a las 15. 

A continuación, uno de los mensajes que circula por los grupos de WhatsApp de la escuela:

La rectora de la institución, Noelí Guerra de Casacales, intentó llevar tranquilidad a la comunidad educativa e informó acerca de las tareas que viene desarrollando el establecimiento a los fines de combatir los alacranes. 

"La escuela ha realizado una desinfección y este fin de semana largo hemos trabajado con una empresa de control de plagas para que se colocaran productos químicos más potentes", señaló. Sin embargo, las acciones parecen no estar dando resultados, teniendo en cuenta que se siguen encontrando los escorpiones.  

"Dos alacranes por día vamos encontrando", indicó la directiva desde que el municipio capitalino comenzó las obras de remodelación en la peatonal. 

"Esta conjunción de calor, humedad y esta obra que está en construcción es el clima ideal para la proliferación de los alacranes", agregó.  

Además de la limpieza, que es continua, Guerra informó que se  colocaron telas mosquiteras en las rejillas y acaroína en los resumideros. 

Según la rectora, en el establecimiento se hicieron presentes personal de la municipalidad y del Ministerio de Educación, ofreciendo nuevas desinfecciones, que fueron descartadas por las autoridades, teniendo en cuenta que debe pasar un tiempo determinado para llevar a cabo nuevamente tal acción. 

De todos modos, confirmó la reunión que hoy mantendrá la comunidad educativa con autoridades del Siprosa, del ministerio de Educación y del municipio. 

Guerra descartó la posibilidad de suspender las clases como lo vienen solicitando los padres. En este sentido, respondió que deberán ser suspendidas hasta julio, mes en el que se estima que culminen las obras, con lo cual los chicos tendrán que asistir a clases durante los meses de diciembre y enero. 

Para finalizar, le pidió a los padres calma y desmintió que se haya registrado algún caso de picadura. 

"Les pido que estén tranquilos porque la escuela está trabajando, hablando con las autoridades competentes. No es cierto que haya sido picado nadie en la escuela, lo mejor es prevenir que es lo que está haciendo al escuela", afirmó.   

Compartir

Comentarios