El presidente de ADEFA y titular de Renault Argentina, Luis Peláez Gamboa señaló que el movimiento en la economía impactará en los precios.

En una economía dominada por el dólar, el salto del tipo de cambio como el de los últimos días provoca un cimbronazo en todos los sectores. El automotor es uno de los más sensibles por la incidencia que tiene la moneda estadounidense tanto para la importación de vehículos como de insumos para la producción local. Es por eso que ayer se vivía con preocupación la información que llegaba desde la City porteña. El presidente de Renault Argentina y titular de ADEFA, Luis Peláez Gamboa, lo definió de manera categórica: "La suba del dólar va a impactar en el precio de los autos".

La preocupación del titular de Renault se extiende a las otras terminales. Desde hace varias semanas los directivos de las automotrices están atentos al derrotero del tipo de cambio. La alarma se encendió a fines del año pasado, cuando el dólar pegó un primer salto. A partir de entonces, las listas de precios que llegan todos los meses muestran un ritmo de aumento superior al que registraban en 2017.

Para este sector la suba el dólar es clave ya que el 70% de los autos que se venden en el país son importados, por lo que una variación de la divisa repercute de manera directa en el precio de los productos. Pero el 30% restante -el de los vehículos nacionales- no escapa al "efecto verde" debido que más del 70% de las piezas con las que se producen son portadas. Como señaló Peláez Gamboa, la contracara llega del lado exportador. Al devaluarse el peso, Argentina gana en competitividad por lo que los 0 km producidos localmente quedan mejor posicionados. No es un dato menor teniendo en cuenta que las plantas locales están montadas para vender al exterior, especialmente a Brasil, casi 80% de lo que producen.

Fuente: Ámbito.

Compartir

Comentarios