Desde Casa Rosada no están dispuestos a afrontar un gasto millonario y en dólares, cuando advierten que habrá que ajustar aún más el cinturón.

 

 La decisión comenzó a ser madurada la semana pasada por el secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis , que le acercó la inquietud a Macri en una reunión y consiguió el aval del jefe de Estado para dejar en suspenso la adquisición de la aeronave.

Este viernes, el anuncio del ministro de Hacienda Nicolás Dujovne con el plan de reducir medio punto porcentual el déficit programado para este año, terminaron de ubicar a la compra del nuevo Tango 01 en el olvido. "En el contexto actual, no es el momento de hacerlo", dijeron hoy en Casa Rosada.

Contrataciones frustradas

El 3 de febrero de 2017, la ANAC hizo un llamado a licitación para la compra de un nuevo Boeing Business Jet. Para garantizar la transparencia en la operación, la contratación fue derivada a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), un organismo de la ONU con sede en Montreal, Canadá.

La OACI, junto con integrantes de la ANAC, llegaron a hacer una preselección de dos aeronaves. Pero -de acuerdo a fuentes de Casa Rosada- ninguna oferta logró cumplir con todos los requisitos técnicos y la licitación se dio por fracasada.

A principios de este año se lanzó una nueva licitación, con algunas modificaciones en las pautas técnicas para buscar que se presenten nuevos oferentes. Entre otras especificaciones, Casa Rosada pidió que la aeronave tuviera "un alcance de 10.000 kilómetros aproximadamente, una cabina con plaza para un mínimo de 13 pasajeros y una vida útil no inferior al 90%".

Nuevamente se evaluaron las ofertas y dos aviones fueron seleccionados por OACI. El trámite había pasado a la etapa de inspección, para para garantizar que se cumplan con todos los las especificaciones técnicas y los requisitos de seguridad. Uno de los aviones en danza, incluso, había hecho una oferta por U$40 millones, un número sustancialmente inferior al presupuesto estimado por el Gobierno, en U$65 millones. Sin embargo, el Gobierno hoy decidió mantener el bolsillo cerrado, al menos por el momento.

Investigación judicial

La Justicia tenía bajo la mira a la compra del nuevo avión presidencial. Una denuncia penal había asegurado que Carlos Colunga, ex presidente de MacAir y actual CEO de Avianca, habría hecho lobby para digitar la compra del nuevo Tango 01.

El juez federal Claudio Bonadio ordenó un operativo en las oficinas de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para secuestrar documentación vinculada al proceso de compra del nuevo avión presidencial. La Policía de la Ciudad se presentó en Paseo Colón 1452 con objeto de obtener los papeles de la licitación para adquirir un Boeing Business Jet. La causa, sin embargo, no registró mayores avances tras ese secuestro de documentación.

 

Fuente: La Nación

Compartir

Comentarios