El ex valijero permanece detenido en la cárcel de Ezeiza, pero ahora bajo las condiciones del Programa Nacional de protección de testigos.

Leonardo Fariña permanece detenido en el penal de Ezeiza, pero ahora en una celda monitoreada por cámaras de seguridad y bajo las condiciones del Programa Nacional de Potección de Testigos, luego de haber declarado durante más de once horas en la causa que investiga la ruta del dinero K.

Leonardo Fariña permanece detenido en el penal de Ezeiza, pero ahora en una celda monitoreada por cámaras de seguridad y bajo las condiciones del Programa Nacional de Potección de Testigos, luego de haber declarado durante más de once horas en la causa que investiga la ruta del dinero K.

El ex valijero, que ayer involucró a Néstor y Cristina Kirchner, así como a otros funcionarios de la administración kirchnerista, se encuentra detenido desde hace dos años por un caso de evasión fiscal. 

El Programa de protección de testigos, al que ayer se acogió Fariña, tiene como objetivo garantizar la seguridad e integridad física de los declarantes e incluye distintas medidas, como la protección especial de detenidos e incluso, el cambio de identidades.

Fariña, en el marco de la investigación de la ruta del dinero K, realizó ayer una extensa declaración ante el juez federal Sebastián Casanello. Y entre otros aspectos, mencionó a los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner como parte de esa estructura con vértice en el empresario.

Compartir

Comentarios