El presunto autor fue aprehendido por orden judicial. Según testigos, la víctima, Javier Molina y Ariel Paez -hijo de un gremialista de SEOC-tuvieron una pelea que terminó en homicidio.

Esta madrugada, Ariel Páez -hijo de un gremialista del sindicato de Empleados y Obreros del Comercio (SEOC)-, era buscado por la Policía, acusado de ser el autor del asesinato de Javier Molina. Páez Fernández fue aprehendido antes del mediodía, mientras dormí en su casa. Javier Hernán Molina tenía 25 años y trabajaba en el gremio. Ayer a la noche había asistido a una reunión por el Día del Trabajador que organizó con sus compañeros, en la casa de uno de ellos. En el encuentro también estaba presente Páez Fernández, hijo del secretario de Organización del SEOC, Serafín Arturo Páez

 

 

Según testigos, alrededor de las 4, Molina y Páez habrían comenzado a discutir. Una pelea que habría continuado a las piñas y terminado con la muerte de Molina, tras recibir una puñalada en el corazón. Los prfesentes llamaron a la ambulancia que trasladó a Molina al hospital Padilla, donde murió pasadas las 9.30. 

Javier Molina era un deportista nato. Tenía cinturón marrón en Kick boxing y azul en Jiu jitsu. Daba clases particulares de defensa personal y de MMA. 

 

 

Compartir

Comentarios