Fue 0 a 0, en un encuentro disputado en La Fortaleza Granate. El local desperdició un penal sobre el final del juego. El Decano visitará el próximo jueves a Libertad por la Libertadores.

 

 El escenario no era el mejor para una noche de despedidas. Pese a un campo de juego castigado por la incesante lluvia de las últimas semanas, Iván Marcone pudo desplegar algo de ese fútbol que los hinchas granates disfrutaron durante los tres títulos que consiguió con el club y que lo pusieron en el radar de Jorge Sampaoli. No pudo, sin embargo, irse con un triunfo. Con un probable futuro en el Cruz Azul mexicano, el volante padeció el 0-0 con el que su equipo cerró una Superliga con seis empates consecutivos.

Focalizado en el duelo de Copa Libertadores del miércoles, Ricardo Zielinski planteó una formación alternativa en Atlético Tucumán. Y se notó en el juego: por cada uno de los ataques del Decano, había dos de Lanús. Cabral rompió con la monotonía al estrellar un tiro en el travesaño a los 9 minutos, pero el local respondió con dos centros que ni Vides ni Di Renzo pudieron conectar para romper con el cero. Luego, el que probó fue Freitas, pero Marcelino Moreno en dos tiempos y Belmonte de palomita volvieron a poner al equipo de Ezequiel Carboni más cerca del gol en el primer tiempo.

El entretiempo le dio el paso a otra despedida en el club granate: Román Martínez, tres veces campeón en Lanús, fue ovacionado por los hinchas y recibió una plaqueta. Su futuro estará, seguramente, en Morón, equipo del que es hincha.

Aunque la visita creció en el complemento, las emociones no se trasladaron al juego. Tampoco a Lanús le salió el tiro del final: a los 44, Juan Pablo Pompei cobró correctamente un penal por la falta de Lamas sobre Moreno pero Lodico la mandó al travesaño.

El 0-0 fue un reflejo de la deslucida campaña de ambos en la Superliga: Lanús terminó con 29 puntos y lejos de la clasificación a las copas y Atlético Tucumán, con 36, se concentró en la Libertadores y descuidó un torneo doméstico que en la próxima edición lo encontrará complicado con los promedios.

El pitazo final de Pompei también marcó el adiós del árbitro, que después de casi 19 años (debutó el 19 de diciembre de 1999) en la actividad dejó el fútbol profesional.

 

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios