La doctora Julieta Jorrat habló de un amigo de la joven que no se lo mencionó en la causa y del argumento que sostiene la familia sobre la trata de personas.


 

La doctora Julieta Jorrat, abogada de Darío Suárez, único imputado en la causa, habló sobre la investigación que se lleva adelante a un año y días de la desaparición de Daiana Garnica. 

Respecto a la situación procesal de su defendido, dijo que se encuentra todavía con prisión preventiva, la cual fue dispuesta por un plazo de un año. "Estamos a punto de cumplir la prisión preventiva", indicó.  

Respecto a la hipótesis sobre la trata de personas, sostuvo que llama la atención la insistencia de la familia sobre este tema. "Nosotros obviamente hemos mantenido una postura pasiva en cuanto el Ministerio Público que es el que debe investigar", afirmó. 

Según la abogada, "lo que nunca se hizo fue investigar qué es lo que pasó en el seno familiar. Había publicaciones en la redes, donde evidentemente había un conflicto familiar".

En este sentido, comentó que ella solicitó que se le llamara a declarar a la madre de Daiana, Susana Cisneros, a quien se le preguntó de "una persona que había matado a su novia", cuya causa esta elevada a juicio por violencia de género". "Esa persona me amenazó y me dijo que me alejara de la causa", informó, y agregó que en el expediente figura que esta persona mantenía una relación de amistad con Daiana. "Lo que llama la atención es que a esta persona nunca se le haya investigado", remarcó.

"Lo cierto que el centro de la investigación no es Darío Suárez, acá hay otras personas y lo que me llama la atención es que la familia siempre mantuvo el tema de trata, nunca dijo que estaba muerta, entonces cuando hay seguridad de un lado es porque algo está pasando. Yo creo que acá habría que preguntarle muchas cosas a la familia de Daiana y sobretodo los problemas que tenía con su familia. A mí entender, sabían que se iba a ir con alguien", concluyó la letrada. 

Compartir

Comentarios