Una experiencia piloto que surgió en el Colegio Nacional se expande por las escuelas de la provincia. Los alumnos desertores del sistema, ahora tienen un espacio para volver a estudiar. Este año "explotó" la matrícula, indicó una de las autoras de la iniciativa.



Una nueva oportunidad en materia educativa es una nueva oportunidad para cualquier sociedad y esta situación crece a pasos agigantados en nuestra provincia.

El ministerio de Educación decidió darle luz verde en distintos lugares a la incorporacion del programa que permite a chicos desde los 14 años regresar al sistema educativo.

Norma Guraib es vicerrectora del Colegio Nacional y una de las autoras de este proyecto que busca devolver al sistema educativo a menores que a temprana edad se habían excluido del sistema.

"Nosotros vimos muchos chicos que habían repetido varias veces o que, por distintos motivos, no fueron en a tiempo a la escuela, pero no tenían 18 años tampoco para ser considerados adultos. Ellos se merecían una nueva oportunidad y trabajamos en un proyecto que presentamos en el ministerio y fue aprobado como piloto. Hoy ya se extiende en toda la provincia y se trataba de traer a esos chicos que no son adultos, pero a la vez ya se sienten grandes para volver a la escuela. Un chico de 15 años no se anima muchas veces a entrar en primer año y eso le genera una marginación que nosotros tratamos de subsanar", explicó la profesora.

Guraib destacó que "fue tal el éxito del proyecto que este año ya superamos los 400 alumnos, pero además el ministerio ha visto la necesidad de seguir avanzando en este sentido y hoy escuelas de la capital y del interior ya tienen su adhesión a la resolución de este proyecto", comentó.

La educación tucumana desde la experiencia ha sabido descubrir el vacío que tenía y avanzar para mejorar. Un sistema educativo que contenga siempre será un motivo de esperanza para cualquier sociedad.

Compartir

Comentarios