El presidente recibió en la residencia de Olivos a los gobernadores de Río Negro y de Catamarca. El diálogo estuvo centrado en los ajustes que se llevarán a cabo en los recursos del año próximo.

 

 El presidente Mauricio Macri recibió este viernes, por separado, en la residencia de Olivos a los gobernadores de Río Negro, Alberto Weretilneck, y de Catamarca, Lucía Corpacci. 

Según se informó sendos encuentros fueron en la línea de comenzar a acordar con "gobernadores y diputados" los ajustes que se llevarán a cabo en el Presupuesto 2019.

El objetivo del jefe de Estado es no sufrir contratiempos en el Congreso y así dar una fuerte señal de gobernabilidad tanto hacia el Fondo Monetario Internacional (FMI) como a los mercados.

"Fundamentalmente, le comenté al Presidente la situación fiscal de la provincia, el esfuerzo que estamos haciendo para reducir el déficit fiscal y no tener que generar endeudamiento. Le expresé el impacto que tenía la modificación del tipo de cambio en distintas actividades productivas", comentó el patagónico, quien destacó que el jefe de Estado le transmitió "la apertura" que tendrá el Gobierno a la hora de elaborar el Presupuesto 2019.

Wereltinek, Macri, Frigerio y García de Luca.

En ese sentido, remarcó: "Tanto los gobernadores como el Gobierno nacional tenemos que encontrar la manera de seguir reduciendo el déficit fiscal".

En declaraciones a la prensa, el rionegrino contó que vio al líder del PRO "firme, decidido y de muy bien de ánimo, con la confianza de que esta situación se ha superado y la preocupación de seguir trabajando en lo que son las metas fiscales del país y las oportunidades que tiene que tener el sector privado de crecimiento en la economía".

El jefe de Estado estuvo acompañado durante ambos encuentros por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el secretario de Interior, Sebastián García de Luca.

 

Fuente: Ámbito Financiero

Compartir

Comentarios