Durante una disputada final de FA Cup, el belga Eden Hazard, marcó de penal el único tanto que le permitió al Chelsea la consagración frente al Manchester United. Romero y Caballero fueron suplentes en ambos equipos

Hay alegría en Londres. En el mítico estadio de Wembley, Chelsea ganó la FA Cup al derrotar a Manchester United por 1-0, gracias al gol que Eden Hazard anotó de penal a los 22 minutos. El entrenador Antonio Conte le dio el octavo título en esta competencia al club londinense.

La final del torneo más antiguo del mundo -se disputó la edición número 137- fue un reflejo de los entrenadores, Antonio Conte y José Mourinho, con ambos equipos blindados en defensa y mediocampo y poco lugar para la improvisación y el ataque.

Conte dejó de lado su clásico 3-4-3 y salió de inicio con un 3-5-2, con el tridente Kanté, Fàbregas y Bakayoko en la línea de volantes y Hazard acompañando arriba a Giroud. Mourinho, por su parte, no pudo contar finalmente con Lukaku y en su 4-4-2 Alexis y Rashford fueron las referencias en ataque, con Lingard de vértice en el rombo y Pogba, Ander Herrera y Matic completando el medio.

La primera mitad fue soporífera, sin apenas ocasiones, y sólo Hazard en una genialidad logró romper el equilibrio. El belga, que había avisado en el minuto 9 con un disparo que sacó desde el suelo De Gea, se fue de Jones con un control orientado en carrera y recibió la infracción dentro del área del central inglés. No falló desde el punto de penal: engañó a De Gea y sumó su tanto número 89 en 300 partidos con los Blues.

A partir de ese momento, el United se hizo con el control y encerró a su rival en los últimos 30 metros, pero no dio en ningún momento sensación de peligro. La única aproximación con ligero peligro se dio con un disparo desviado de Pogba.

Los segundos 45 minutos fueron enteramente de los de Mourinho, con el dominio y lanzados en busca del empate. Por eso, el equipo del italiano Conte se apoyó en un monumental Thibaut Courtois, que demostró por qué relegó al banco de suplentes a Wilfredo Caballero, uno de los arqueros que pelea por un lugar en la Selección.

El belga fue protagonista de varias salvadas que le negaron al United el empate. Así, sacó remates de Marcus Rashford y Nemanja Matic. Además, al equipo de Mourinho le anularon un gol de Alexis Sánchez por offside.

Se trató de un premio consuelo para los Blues, que encontró en la FA Cup tras una discreta temporada, en la que fue eliminado en octavos de final de la Liga de Campeones por el Barcelona y finalizó quinto en la Premier League, fuera de los puestos de Champions. Además, Chelsea se tomó revancha de la derrota 2-1 con Arsenal en la final de la pasada edición.

En cambio, Manchester United, que tuvo a Sergio Romero en el banco mientras que Marcos Rojo quedó fuera de los convocados, no pudo alcanzar al máximo ganador de la FA Cup, Arsenal, que ostenta ese puesto con 13 copas en el torneo más antiguo del mundo (se juega desde la temporada 1871-1872).

 

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios