El ex jefe de Policía agredió a un fotógrafo de La Gaceta cuando se retiraba del juicio. Los custodios no lo evitaron.

“La sensación es bronca, de mucha impotencia al saber que una persona que está siendo investigada por la Justicia puede actuar con total impunidad, aun cuando lleva esposas y tiene custodia”. Con estas palabras se refirió el fotógrafo Jorge Olmos Sgrosso al episodio que vivió el jueves en los pasillos de Tribunales, cuando intentó retratar al ex Jefe de Policía, Hugo Sánchez, a la salida de la sala de audiencias donde tiene lugar el juicio para esclarecer el crimen de Paulina Lebbos.  

Olmos Sgrosso estaba esperando en el pasillo la salida del ex comisario de Raco, Enrique García, porque consideraba “que la información este jueves pasaba por ahí”. En el interín, observó que Sánchez se retiraba acompañado por dos custodios y con sus manos tapadas para que no se vieran las esposas, un beneficio que no tienen otros implicados. “Cuando empecé a tomar las fotos, se acercó hacia mí de una manera intimidatoria, sin que los que custodios que pertenecen a la Brigada de Investigaciones actúen para impedirlo”, repasó el fotógrafo de La Gaceta, quien logró tomar las imágenes precisas del momento en que Sánchez lo amedrenta. 

El reportero gráfico aclaró que en el momento estaba posicionado contra la pared, para no interrumpir la salida del ex funcionario policial que cumple actualmente prisión preventiva.  “Puedo entender que Sánchez esté alterado por la situación que está atravesando en el juicio, sin embargo, lo que me resulta incomprensible es la inacción de los custodios”.

Olmos Sgrosso destacó las muestras de solidaridad que recibió en las últimas horas por parte de los colegas periodistas, de la Asociación Argentina de Reporteros Gráficos (ARGRA) y también desde la Justicia. “Tanto los integrantes del Tribunal como el departamento de Prensa de la Corte manifestaron su voluntad de dar a conocer a la ciudadanía las alternativas de un caso que conmocionó a Tucumán”, apuntó. 

Compartir

Comentarios