El acusado, Roberto Carlos Rejas, había pedido el sobreseimiento. Se estableció la prórroga de la prisión preventiva.

El juez Correccional en lo Penal, Víctor Manuel Rougés, decidió elevar a juicio la causa de desaparición de  Milagros de los Ángeles Avellaneda y su hijo Benicio Coronel. 

La defensa del acusado Roberto Carlos Rejas, había  pedido un sobreseimiento y que no se realice el proceso oral, pero fue rechazado por Rougués que dio lugar a la demanda de la fiscalía de Instrucción. Además se estableció una prórroga de la prisión preventiva contra el imputado por seis meses más. Familiares piden que no lo dejen en libertad.   

El ex guardiacárcel, de unos 30 años, fue acusado por “homicidio agravado por alevosía (en el caso del niño) y por homicidio agravado por el vinculo, privación ilegítima de la libertad y violencia de género (por Milagros).

La madre de Milagros, Amalia Ojeda, pidió a la Justicia que no lo dejen en libertad al sospechoso: "en cuanto sea liberado, se dará a la fuga. ¿Quién se responsabilizará de eso? Nadie", dijo. 

"A Benicio lo vi nacer; fui la primera persona que lo tuvo en brazos. Eso no saben los Rejas. No entienden lo que es el amor, el calor de un recién nacido. Lo único que quiero es que se haga Justicia. Una vez más digo: quiero a mi hija viva o muerta, y que él pague por todo el daño", sostuvo Ojeda y cuestionó: "Si no es culpable, ¿por qué lavó el auto el 4 de noviembre y no en septiembre, como había dicho? El 3 de noviembre buscó por internet descomposición rápida de cadáver. ¿Por qué?".

Ruejas está detenido desde octubre del 2016. Es el único sospechoso por la desaparición de la mujer y su niño.  

Compartir

Comentarios