La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, acelera una investigación por presunta colusión y supuesto comportamiento oligopólico. En lo que va del año el producto se incrementó un 23%.

 

 La pelea que inició esta semana el Gobierno contra los aumentos de precios de los alimentos tendrá un nuevo capítulo en los próximos días. La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), un organismo autárquico en la órbita del Ministerio de Producción, acelera una investigación contra las empresas cementeras por presunta colusión y supuesto comportamiento oligopólico.

Fuentes oficiales confirmaron a que este mes se registraron aumentos de precios en torno del 13%, algo que desde la mirada oficial es difícil de explicar. Según sus cuentas, en el sector estiman que los efectos de la devaluación en sus costos estuvieron entre 30% y 50%, pero las remarcaciones de los últimos días tienen implícito una depreciación del tipo de cambio del 50% (la devaluación en el año ronda el 30%) y un traslado total de ese deslizamiento al valor final.

Se trata de una investigación que sigue de cerca todo el gabinete, incluido el presidente Mauricio Macri , por diversos motivos. Es que la pelea contra la inflación es una de las prioridades de la agenda oficial desde el principio del mandato. Pero ese objetivo recrudeció tras la devaluación de las últimas semanas.

Las principales empresas del rubro son Loma Negra, Holcim y Petroquímica Comodoro Rivadavia, entre otras. Pero la investigación no apunta contra una en particular, sino que recae sobre el sector. Ayer, la CNDC les mandó a todas requerimientos de información y citación para analizar. Y el ministro Francisco Cabrera las va a citar por los aumentos de precios de mayo.

El caso del cemento tiene otros condimentos. Entre ellos, que golpea de manera directa al futuro de la obra pública, una de las apuestas del Gobierno para animar una economía a la que le cuesta arrancar (a mayores costos, menos proyectos se realizarán).

En la misma línea, el precio del cemento tiene efectos bastante directos sobre el resultado de los estímulos a los créditos hipotecarios y, en especial, del Procrear, el programa con el que la administración de Macri espera que muchas familias accedan a la primera vivienda.

Los números que maneja el Gobierno indican que en lo que va del año, el cemento se encareció un 23%, con una fuerte aceleración este mes. Además, según sondeos extraoficiales de fuentes vinculadas a la Casa Rosada, las cementeras deslizaron la posibilidad de aplicar una nueva suba el mes próximo.

 

Fuente: La Nación

Compartir

Comentarios