Todo empezará cuando el Himno Nacional Argentino llene de acordes patrios el aire de la Plaza Independencia y la bandera suba, ahora, en el pabellón de un país libre, republicano y federal

La Provincia limitará las celebraciones para conmemorar el 208 aniversario de la Revolución de Mayo sólo a los actos protocolares. 

Las actividades oficiales encabezadas por el gobernador, Juan Manzur, comenzarán con el izamiento de la Bandera en la plaza Independencia a las 9.30, ya que no se hará el tradicional chocolate en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno. 

Desde allí, las autoridades se trasladarán a la Iglesia Catedral, para participar del solemne Tedeum. El oficio religioso, a cargo del arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Sánchez, está previsto para las 9.45.

Compartir

Comentarios